domingo, 17 de agosto de 2014

El día que me emborraché con tres tecates y el Re de Café Tacvba o la nota de agradecimiento que no escribí.



Me gusta mucho la música, pues siempre me ha traído cosas buenas. Trato de pensar en algún mal recuerdo que esté ligado a alguna canción y no encuentro nada. Probablemente lo haya, pero en general las canciones me recuerdan momentos gratos.

A Mariana la conocí en Acapulco, en un encuentro de jóvenes escritores. Estuvimos tres días en el mismo hotel, comimos en el mismo restaurante, viajamos en la misma combi, y nos sentamos a escribir en la misma mesa. Pero en realidad, hablamos a lo mucho dos minutos y el último día del encuentro. Primero se me acercó para decirme que un amigo en común me mandaba saludos. Y fue curioso, porque sentí una extraña familiaridad con ella, no sé si fue por la amabilidad de su voz, por sus maravilloso rizos o porque después de sentir que no había conectado casi con nadie, tenía un lazo con alguien.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Glauco

[Un pequeño adelantito de mi plaquette Tres gotas de agua (Simiente, 2014), que se presenta el próximo sábado 19 a las 12:00 hrs en la Librería Jorge Cuesta en Distrito Federal (Liverpool #12, Col. Juárez, Del. Cuauthémoc)]


Ilustración de Amanda Mijangos




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...