¡Cine, Cine, CINE!

Pues, ya debía mi entrada de películas, y otra vez se juntaron. Como ya tengo dos trabajos y luego me fui a Xalapa, y de regreso mi trabajo cambio de freelance a de planta-horario-de oficina pues no he podido ver muchas y mucho menos de escribir los comentarios. El puro estrés.




Matchpoint
Woody Allen.

Hasta ahora no he visto ninguna de las películas newyorkeras de Woody Allen, de hecho, ésta fue la segunda que vi, la primera fue Midnight in Paris. Matchpoint me encantó y en parte la vi por mi clase de Cine y Literatura. Me gustó que más que una adaptación de Crimen y Castigo de Dostoievsky fuera más una paráfrasis de Raskolkinov, el personaje principal de dicho libro. Me sorprendió un poco, por que quizás no esperaba tal voluptuosidad de una película de Allen, sobre todo por que el humor es muy distinto (¿casi inexistente?). Es más oscuro, humor negro y en muy pocas cantidades. Siempre pensé en Allen como un director de comedias, pero acá es todo lo contrario. Es una verdadero melodrama. Las actuaciones son excelentes, Rhis Myers y Johansson funcionan muy bien juntos en la pantalla y logran contagiarte de esa pasión irrefrenable que los mueve. No sé que más decir, la disfrute de principio a fin, y que usaran la metáfora del juego de tenis, fue genial, un aditivo muy interesante a la trama e ideas planteadas por Raskolnikov. La historia es sobre un jugador de tenis que va entrando en la clase alta de Inglaterra gracias a la relación que entabla con una chica adinerada. Al principio parece renuente a su nuevo estilo de vida, pero luego vemos como hace todo lo posible por mantener los lujos y las comodidades. ¡Y eso me encanta! Porque vivimos en una sociedad en la que personajes como estos son considerados despreciables y creo que Allen logra en esta película lo que Dostoievsky en Crimen y Castigo. No se nota intervención moral del autor en sus personajes. No quiero decir mucho de las tramas, por que creo que reside ahí su riqueza. En descubrirlo nosotros solos. Y por que soy pésima para hacer sinopsis de cualquier cosa



Sympathy for lady vengeance
Park Chan Wook

Santo dios, en esta tanda hay películas que me encantaron, pero esta tiene un rincón muy especial en mi corazón sentimental y amante de películas de venganza. Me encantan los personajes que son movidos por sus deseos de hacer justicia por su propia mano, y que poseen una "maldad" difícil de definir. Ahora que lo pienso en algún momento debería de escribir sobre la venganza. Con guiños a la historia máxima de revancha como lo es El conde de Montecristo, Sympathy for lady vengeance es toda una aventura y una película que a mí parecer está muy bien construida. Es hermosa visualmente, la música y su protagonista logra encantar al espectador como lo hace con sus secuaces. Sí, ella gana la simpatía de los otros para lograr vengarse de aquel que prácticamente le destrozo la vida. En el fondo es una cobarde, por que aunque en un par de veces tiene la oportunidad de ejecutar la justicia por su propia mano nunca logra llegar a hacerlo. Vive la venganza a través de los otros que también fueron dañados por el personaje al que desea matar. La ejecuta a través de sus manos. Al final le llega la redención. También tiene mucho de humor negro y por ahí la tacharon de racista, pero a mí me parece... bullshit. ¿De qué va? Pues a grandes rasgos es la historia de Geuma-ja quien a los veinte años fue acusada por cometer el secuestro y asesinato de un niño que conmociono a la sociedad por la brutalidad y la juventud de la chica. Lo que en realidad sucedió es que Geum-ja encubrió al verdadero asesino por amor y al final se da cuenta de que cometió un error. Durante los trece años que pasa en la cárcel planea su venganza y se va haciendo de aliados para ejecutarla. Está película forma parte de una trilogía en la que el móvil principal de los personajes es justo la venganza. Espero ver pronto las otras dos, porque mi dealer personal de películas me ha dicho que son muy buenas.


The Avengers
Joss Weedon

La trama no es complicada, ni los personajes. Sin embargo, de nuevo lo digo, la película es honesta en el sentido de que no intenta ofrecer una película compleja con personajes complicados, sino simplemente una historia bien armada. Aunque en lo personal vi un poco flojos los personajes de Black Widow y Hawkeye, en general, los personajes cumplen sus cometidos. Tenemos al gracioso arrogante con Iron Man, al héroe dispuesto a todo con tal de salvar a las personas en Capitán América, a los músculos que aman a la tierra en Thor, al científico retraído en Hulk, y a uno de los mejores villanos en una película de comics (claro, que está muy por debajo del Joker de Nolan, pero esa es otra historia) en Loki. Hay acción, escenas cursilonas y humor. Yo me la pase muy bien, y aunque fue molesto tener que verla en 3D (uso lentes graduados... ahora imagínense lo molesto que es usar los 3D) la disfruté mucho y fui muy feliz. Y yo le daba a Loki. A Tom Hiddleston, pues.


Teletiranía: la dictadura de la televisión en México
Canal 6 de Julio

Los documentales de canal6dejulio tienen una tendencia muy clara, pero aún así creo que logran el objetivo primordial de este tipo de producciones: el de informar. Era temporada de elecciones y a uno le dan por ver estas cosas. Tampoco es nada nuevo, eso de que las televisoras mueven sus fuerzas mediáticas para obtener poder y beneficiarse.



Thor
Kenneth Branagh
No he visto todas las películas previas a The Avengers. Thor es la única que he visto hasta ahora. Entiendo por qué Loki es tan carismático, desde esta película va construyendo empatía con el espectador. La película es regular. Floja por momento y a punto de ser aburrida. Creo que se le pudo sacar más jugo al resentimiento de Loki hacia su familia asgardiana, y de pronto veo a Thor muy blandenque emocionalmente, pero bueno quizás esas sean características de los personajes originales. No sé, algo le falta a está película. La verdad es que no me gustó el puente de arcoriris, de pronto me sentía como en My little pony y la sensación no era agradables XD



Funny Games
Michael Haneke

Hay dos versiones de Funny Games una de 1997 y otra del 2007. Las dos son idénticas, incluso en el trailer, la única diferencia es el reparto: de la primera es desconocido y el de la segunda tiene como estelares a Naomi Watts y al siempre agradable Tim Roth. Pues yo vi la segunda. Y es otra de las películas que más me ha gustado de esta tanda. Me gusta cuando las películas y libros se ponen metaficcionales, porque creo que es muy complicado hacer que esos juegos funcionen. Los dos "jugadores de tenis" logran conectarse con el espectador y literalmente lo hacen. Lo juzgan, lo señalan y juegan con él. De pronto, se siente como si uno estuviera en esa sala, siendo amenazado con un palo de golf. La historia la hemos visto varias veces: la calma de los suburbios, de la conformidad o del bienestar burgués, e incluso de media clase, que es fracturado por un corte de la irracionalidad. Esta película pone en evidencia lo acostumbrados que estamos a la violencia, lo cercano que estamos a ella, tanto que somos capaces de pagar para ver una película en donde una familia es asesinada.


Días de gracia
Everardo Valerio Gout
Cuando vi la película me emocione mucho. De verdad, lo hice. Me puse a llorar al terminar de verla. Ahora, creo que es de esas películas que pueden caer en el chantaje emocional, pero no estoy muy segura todavía de eso. La historia tampoco me parece algo nuevo, debido al índice de criminalidad, el arte relacionado con la violencia parece ponerse en boga, así que historias como está hay muchas. No quiero decir que es una mala película, tiene una construcción interesante, porque juega con varios niveles temporales y de voces narrativas que la aportan en ese sentido una riqueza considerable. Creo que logra crear personajes que están dotados de humanidad, es decir, no sólo es el policía corrupto, o el morrito que está en una banda de secuestro. No son personajes planos, cada uno tiene sus contradicciones y por eso son creíbles. Lo que creo es que quizás hubo hilos narrativos que fueron cerrados muy a prisa y que quizás pudieron explorarse más.

Muestra de cine erótico
El cine Morelos organizó hace unos meses una muestra de cine erótico de principios de los años 20. Fueron alrededor de cinco cortometrajes. Fue muy divertido porque no te imaginas que había ese tipo de asuntos en esas décadas, y bueno, pues al final, el sexo y la afición está desde que el humano es. Además, todos los cortometrajes tenían algo de cómico y sarcástico, por ejemplo, una de las historias era de un monje en un monasterio que termina cogiéndose a una morrita, a una ñora puritana y a su acólito. La función tuvo musicalización en vivo a cargo de La Perra un grupo de rock que es bastante conocido en Morelos, muy bueno además. Es una lástima que no haya anotado el nombre de los documentales, aunque igual iba a ser difícil conseguirlos porque me parece que están bajo resguardo de la Cineteca Nacional.


Esperando a los bitles
Diego Graue y Ray Marmolejo
La música de The Beatles me ha acompañado desde que soy niña, es una de las herencias musicales de mi familia. Mi mamá me regaló mi primer cassete y mi primer CD de The Beatles. Aprendí mis primeras palabras de inglés con ese grupo. Hubo una época en la secundaria en que sólo escuchaba música de The Beatles y me sabía los datos más absurdos sobre ellos. Ahora, no los escucho todo los días, incluso pasan meses en que no escucho ninguna canción de ellos, pero cuando vuelvo a hacerlo siguen sonando frescos a mis oídos. Je, dejo de hablar de mí y les comentó que onda con el documental: México está lleno de grupos tributo a The Beatles, agrupaciones que generalmente no son de mi agrado, pero que tienen un público nutrido entre los bitlemanos mexicanos que se reúnen para hablar de los morros estos de Liverpool. Y es lo que se retrata en este documental, todas esas personas que han permitido que la música de este grupo forme parte, de verdad, de sus vidas. Un melómano o un bitlemano sería muy feliz viéndolo.



Rosemary's Baby
Roman Polansky
Wadafuck! dije yo al terminar de ver mi primer película de Polansky. Si nomás vuelvo a ver el trailer y me dan escalofríos en la nuca. Me gusta como la historia parte de lo cotidiano a lo sobrenatural o sorpresivo, como juega con lo surreal. Cada uno de los personajes están perfectamente construidos y me encanta, me encanta lo claustrofobico de la figura del apartamento de Rosemary. No sé que más puedo decir, fue una gran gran elección el ver esta película. Me gusta porque no es una simple película de terror, hay varias cosas psicológicas que subyacen en ella y que la vuelven más compleja. Y la escena final, es electrizante.




To rome with love
Woody Allen
De las pocas películas que he visto de Allen, ésta es la que me ha dejado menos satisfecha. De nuevo, tiene esta apariencia de telefolletín turístico que contienen diversas historias. Una chica gringa que se enamora de un italiano (guapísimo, por supuesto), unos italianos rurales que llegan a la ciudad, una familia común y corriente que de pronto se vuelve famosa, y una pareja gringa que ya vive desde hace tiempo en Roma y que recibe la visita de una amiga. Y sí, de nuevo esta crítica al arte, a la fama, a la intelectualidad. A la falsa intelectualidad. La historia protagonizada por Ellen Page, Jeese Eisenberg y Alec Baldwin fue mi favorita. ¿No les ha pasado que ven a los personaje de la película y comienzan a identificarse completamente con ellos?, pues así me pasó con el personaje de Jeese, porque en algún momento de mi vida me sentí atraída por un personaje muy parecido al de Ellen Page. AFORTUNADAMENTE, yo me di cuenta de que no era quien pensaba antes de regarla terriblemente. No sé si sea bueno o malo, porque implica la repetición de un personaje, pero me gusta la capacidad que tiene Woody Allen de convertir a sus protagonistas en un doble de sí mismo. La historia de Benigni y que ronda alrededor de la farándula y la fama efímera me pareció la más floja, no lo sé, muy cliché, muy facilona. Y la verdad, me cuesta mucho soportar a Beningni en pantalla :P





La eternidad y un día
Theo Angelopolus

Hace unos meses me regalaron un grupo de películas de directores de cine bastante pesados, en el sentido de su importancia y aporte en el mundo cinematográfico  como Hwerzog, Chabrol y Angelopoulos. No he visto ninguna película de estos directores y quise comenzar por esta. La historia es sobre un poeta que se encuentra en un momento álgido de enfermedad en donde sólo espera la muerte. A través de cartas de su esposa fallecida emprende un viaje nostálgico a su pasado. La ciudad en la que el poeta se mueve es una ciudad, gris, sucia, fría, completamente inclemente. Todo parece no tener mucho sentido hasta que se topa con un niño inmigrante y al que ayuda repetidas veces. Junto con él pareciera que esa espera tan gris y desperanzadora se volviera más llevadera. Entonces, el le cuenta la anécdota de un poeta que compraba palabras a la gente del pueblo para terminar un poema; y en una especie de juego, ellos repiten lo mismo. Tiene una grandielocuencia que no se revela una masiva producción, o efectos, o asuntos visuales, sino más bien en la templanza de los personajes, de la construcción de las secuencias de la vida cotidiana (la escena de la boda griega simplemente me fascinó) además, totalmente rodeada de poesía.




Batman, The Dark Knight Rises
Cristopher Nolan
Santos súper héroes. Creo que por pura rebeldía absurda me atraen cosas que en mis círculos sociales no son bien vistos: la literatura, el anime, las caricaturas. Las películas de superhéroes o de cómics siempre han tenido mala reputación, porque en general no son muy buenas, pero Nolan logró con Batman la amalgama perfecta entre blockbuster y película con contenido. Mucho se ha dicho que de está película, que si no fue lo que se esperaba, que sí es la menos Batman de las tres, etc., el asunto es que creo que fue un buen cierre. La verdad, es que Nolan la tenía difícil después de la gran maestría con que construyo The Dark Knight. Iba a ser muy difícil también superar al Joker de Ledger. De pronto, no sé de donde se sacaron esas cuestiones de que Barman y el capitalismo y Bane como un revolucionario (¿?), bueno, quizás si lo comprendo, más bien lo que no entiendo esta necesidad de cierta gente de querer intelectualizar todo e inventarse discursos baratos. Yo me reí, me emocioné y hasta chillé con la película... con Alfred... awww... el Alfred de Michael Kane es la onda. Me gusta como Nolan retoma en todas las películas esa frase que le dijo el padre de Bruce a su hijo, el día en el que cayó al pozo. Quizás, lo que casi no me gusto fue ese giro casi al final del personaje de la bellísima Marion Cotillard. Además creo que le restó fuerza al personaje de Bane. En fin, que a mí sí me gustó y fui muy feliz con el resultado.




Cada quien su cine
Varios directores.
¡Por poco se me olvida añadir Cada quien su cine! Que más que una película es una compilación de cortometrajes que varios directores realizaron con motivo del 6o aniversario del Festival de Cannes. Es imposible para mí recordar cada uno de ellos con detalle pues son más de una veintena de cortometrajes. Todos giran alrededor de la cinefilía y cada director hacer su interpretación de lo que es amar a esta expresión artística. También me cuesta trabajo decir cuales son mis favoritos, dado que la mayoría de los nombres de estos directores son desconocidos para mí. Sí, mi cultura cinéfila es igual de débil que la poética, lamentablemente. Pero a ver, si vamos barajando nombres: Gus Van Sant y Jane Campion fueron de los más decepcionantes para mí. Del primero tengo por ahí Elephant, que todavía no he visto, y de la segunda ya vi Bright Star , su obra sobre Keats. Para mi fueron decepcionantes por lo siguiente: todos los ejercicios cinematográficos buscaban exaltar al cine, o la relación del espectador en el mismo e incluso anécdotas personales de los mismos directores. El de Gus Van Sant entran en el terreno de lo obvio (si mal recuerdo, un chico está limpiando un sala de cine y comienza a proyectarse la cinta de una chica en la playa, el se va acercando a la pantalla y termina metiéndose en ella), y el de Jane Campion, que creo buscaba un ejercicio extraño surrealista, se convirtió en algo un tanto irrisorio y que para mi gusto quedo incompleto o fallido. El de Iñárritu, me provoca sentimientos encontrados, en una parte me gustó y en otra me parece el más débil de los que usan el tópico del personaje ciego y aún así puede disfrutar del cine. Lars Von Trier y Roman Polanski le añadieron el humor negro al conjunto, el primero representándose a sí mismo y desde donde lo veo haciendo una clara declaración sobre su trabajo. Polansky juego con lo pornográfico y lo absurdo. La verdad es que la pase muy bien, aún cuando estaba en esas incomodas bancas que tiene el Cine Morelos, je. Casi se me olvida, otro de mis favoritos ¡fue el de Cronemberg! sumamente interesante y bien planteado, la idea es genial y sí, le salió bien lo apocalíptico.




The dictator
Sasha Baron Coen

Está vez, Baron Coen abandona el formato del documental para entrar plenamente en una película de ficción. Eso es lo único que tiene de distinto en relación con Bruno y Borat. Está el mismo humor sumamente ofensivo y racista. Sí es muy divertida, pero a excepción del cambio de formato no hay nada realmente nuevo, y creo que para estas alturas me he cansado un poco del humor de Coen. No sé si resistiría otra película con el mismo tono. Bueno, igual y sí, la verdad es que es muy divertido.




Como agua para chocolate
Alfonso Arau
La historia es linda, pero creo que no trascenderá mucho en mi memoria. La verdad es que no soy fan de estas historias pueblerinas-femeninas-cursis-mexicanas-a la Mastretta. Me gusta como toda la cuestión formal de la historia, la comida como protagonista y guía de las acciones de los personajes, y claro, el realismo mágico que en este tipo de historias no puede faltar. La verdad, lo único que pensaba durante las escenas eróticas de Lumi Cavazos era: ¿Y qué pensará Joselo cuando ve a su esposa en tremendas escenas?  XD

El ángel exterminador
Luis Buñuel
La primer película que veo de Buñuel, bueno, el primer largometraje, porque hace unos años en Internet me chuté El perro andaluz. La película es muy interesante, y claro lo primero que recordé es que ella escena en Midnight in Paris en el que Owen-Allen le hace la sugerencia a Buñuel de que filme una película en donde nadie puede salir de un salón, y este consternado no sabe que decir. También recordé aquella escena de Weekend, en donde unos borregos bajan por una colina. Esta idea, de una especie de peste, que va contagiando a todos y aniquilándolos como en  La máscara de la muerte roja de Edgar Allan Poe, me pareció sumamente interesante, porque que a partir de ella, los personajes se desprenden de su traje de celofán revelando su verdadera naturaleza.



Los amantes del círculo polar
Julio Medem
[Película número 53]
El título de esta película siempre me ha parecido terrible, desde que encontré una escena en youtube, por no sé qué azares del destino, me pareció pésimo. Y eso que casi nunca me gusta cuestionar los títulos dado que yo soy pésima para ellos, para ponerlos, pensarlos, etc., sin embargo éste nunca me gustó. Se me hace demasiado obvio. La película se teje alrededor de coincidencias que de pronto parecen demasiado inverosímiles, incluso forzadas. La película está cargada de situaciones y diálogos poéticos y de pronto se me hace que la historia es un pretexto para poder crear este juego retórico. De momentos me recordó a este amor onírico y extraordinario como el de El lado oscuro del corazón. Me gusta la construcción formal de permitir que cada personaje tenga la oportunidad de brindarnos su punto de vista, bueno, no cada personaje sino más bien los protagonistas, y de pronto son sólo ciertas partes de su cuerpo las que nos cuentan la historia. Buena película y sí la recomendaría.




Hecho en México
Duncan Bridgeman

Cuando vi el trailer de Hecho en México por primera vez, pensé: Mucha gente va a malinterpretar la película. O va pedir mucho de ella. Y así fue. He escuchado comentarios sobre que si la produjo Azacarraga, que si se quedo corta, que si es muy cliché, etece etece... Y yo lo que creo es que la gente anda buscando que la película no tiene por que nunca fue su propósito hacerlo o tener eses elementos que ellos tan afanosamente buscando cosas que desde un principio no están en la película y por eso se echan de menos. Es sin duda, un revoltijo, mezcla, guacamole de opiniones, imágenes y música. Un amigo me lo hacia ver, y quizás esa sea un poco la debilidad de la película. son tantas cosas juntas que no hay algo que no termina de quedarse en su cabeza. Y sí, es un conjunto de clichés de reflexiones sobre lo mexicano, pero de nuevo, no creo que sea la intención de la película ofrecer algo nuevo. Claro, nosotros podemos exigir a la disciplina que nos ofrezca algo diferente, pero hay también que tener la inteligencia o humildad de no buscar lo que nunca quiso estar en una película y aceptar que simplemente "eso no nos late". Tampoco es que al ver la película se me hay hinchado el corazón de patriotismo ni mucho menos. Más bien, es eso, un ensayo cinematográfico sonoro que provoca pararte a bailar a media sala del cine.


Looper
Rian Johnson

Toda película con Bruce Willis garantiza un buen rato de acción, bueno, en realidad casi todas, tampoco es que haya visto muchas. Cuando César me contó de ella, la verdad es que no le daba mucha fe. Hace mucho que no veo películas palomeras de ficción, pero estaba pintaba interesante y le de el beneficio de la duda (mentira, lo que yo quería era ver a Joseph Gordon Levitt ) La historia va de un looper, un asesino de críminales del futuro, que son enviados al pasado para ser eliminados y que no dejen rastro en su presente. El hombre es un hedonista de primera, y su vida cambia cuando se da cuenta que su siguiente target es su yo del futuro. El juego de planos temporales es lo que más miedo me daba, que se les fuera ir de las manos, pero para nada, creo que estuvo bastante cuidado. La película es buena, creo que mantiene un buen ritmo y tiene bien claras sus ambiciones. Además, el director supo a usar a Bruce Wilis y sus capacidades como actor de entretenidas secuencias de acción. Buena para palomear, a mí, hasta una lágrima me sacó, pero eso no importa porque yo soy muy chillona.




The future
Miranda July
Esta película me la encontré en Cuevana el otro día que vagaba por internet. No sabía nada de ella y me decidí a verla sólo porque decía que estaba narrada desde el punto de vista de un gato. La historia es sobre un pareja que decide adoptar un gato callejero y como la responsabilidad de cuidad al minino pone en perspectiva sus propias vidas, su trabajo, lo que hacen, su propio amor. Creo que es una película regular, un poco sosa, pero no estoy muy segura si es sosa, o simplemente todo subyace en un plano más profundo. De pronto me recordó a algunos tópicos de las novelas de García Ponce, por los personajes y su transformación a través del amor, del sexo. Por estas escenas largas, en las que parece no suceder nada pero que en realidad sucede mucho, todo.




Moonrise Kingdom
Wes Anderson

a) Amo el trabajo visual que hace Wes Anderson en sus películas. Puede, que de pronto sus argumentos tengan algunos vacíos —como en Darjeeling Limited— pero definitivamente sabe crear películas que son una obra de arte visualmente. Toda la paleta de colores —ya tan reconocible— que usa, el detalle, cada uno de los objetos que forman cuadros vivientes. Me encantó mucho esa parte de la película.

b) Odio a Wes Anderson, porque escribió una bonita historia de amor. La que yo siempre he querido escribir. Además, sus personajes principales son unos freaks entrañables. Me encantaron los dos, quizás porque me identifique con ellos. La verdad, que esta película es de esas que hubiera sido feliz si la hubiera escrito yo. De las tres películas que he visto de Anderson está es mi favorita, en cuando al argumento y a la construcción de personajes, creo que ahora sí pudo redondearlos al punto necesario.




Oldboy
Park Chan Wook

¿Qué tienen los orientales? ¿Cómo es que han logrado crear tan buenas historias y llevarlas al cine con tanto éxito? Oldboy es la adaptación de un manga y es —para mí— una excelente recreación de El Conde de Montecristo. Los giros que tienen la película están muy bien cuidados y aunque puede que sean cliche la forma en cómo son utilizados están tan bien ubicados que te sorprende, como si fuera la primera vez que vieras una situación así. Dae Su, es secuestrado, un día, así sin más. Lo encierran en un departamento durante quince años en el que su única conexión con el mundo de afuera es una televisión. Cuando al fin es liberado, de la misma manera misteriosa en que fue capturado, está completamente decidido no sólo a descubrir quienes son sus captores y porqué lo capturaron, sino también a vengarse de ellos. Tiene unas escenas de tortura que me remontaron a las de Takashi Miike en Ichi, the Killer. Y la música, de nuevo la música es bellísima, y pareciera que el director la escogió para que se ajustara perfectamente al personaje en turno. Ahora sólo me falta una película para completar la trilogía de venganza de este director coreano.

Comentarios

  1. O_o yeni no manches cuantas películas !!! Ahh totalmente de acuerdo con tus reseñas tengo q ver tantas q has mencionado q wow muy bien pequeña me encanto!! Beso.

    ResponderEliminar
  2. Me gustaron Yeni. Sólo dos cosas que decir:
    1) amor a Wes Anderson y quiero ver esa película, ya ya yayayayayayayayayayayayayayayayayayayayaaaaaa!
    2)En la película de Allen (roma) mi sentimiento fue el contrario, la historia de Page (etc.) fue la que menos me gustó. No sé, me parece que es idéntica a mucho de lo que ha hecho Woody Allen, me parece que es la historia que se esperaría de él y eso no me latió. A mi en general me gustó bastante la película. De hecho creo que es un director que me gusta mucho.
    Ahora, lo que me gusta de la historia de Beningni es que no termina es su deseo de ya no ser famoso, sino en una nostalgia de ese mundo falso. A mi me parece un giro bastante bueno.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

A tender

Entradas populares