jueves, 4 de octubre de 2012

V





En el centro de tu habitación:
un cofre glauco
una áspid malva lo custodia
/yo las vi a través del cerrojo/

En ese cofre del centro de tu habitación:
un espejo añil
un pedazo de carbón
una vara de jacarandas marchitas
/huelen a dolor/

En la mesa del centro de la habitación que está enfrente del cofre:
Una caja
junto a ella, un vaso de agua
lejos de ella, una camisa blanca
debajo de ella, ciruelas pasas

En esa caja de la mesa que esta junto al cofre en el centro de tu habitación:
semillas de trigo
un listón verde
la fotografía de un anciano
lágrimas tuyas
gotas de sangre
/saben a tirria/

En el marco de la pared que está delante de la caja que está en la mesa frente al cofre del centro de tu habitación:
un cristal
cuatro pedazos de madera
una fotografía borrosa
un niño y una niña tomados de la mano
la sombra de un perro

Yo, en el centro de tu habitación, con el cofre abierto, la caja volcada en el piso, el cuadro entre mis manos:
mis pies pegados en el cemento
me descubres
tu rostro se llena de liquen rojo
/yo no debería de estar ahí/

1 comentario:

  1. Me sigo preguntando a quién le escribís, mujer? a quién? Vamos al bosque.

    ResponderEliminar

A tender

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...