sábado, 6 de octubre de 2012

Bicicleta


Algún día dejaré de temerle a las bicicletas, a comprender a manejar mi equilibrio y a temer a no caer.

Algún día.

En medio de la incertidumbre, no queda mejor que un poco de optimismo. Esto demuestra que sin dudad en pocos meses he cambiado mucho. Bastante. Lo necesario.






Hoy sin una direccion
mañana nadie sabe
sin responsabilidad
sin sentirte culpable
[....]
Otro dia, otra mañana
y otro tu camino
y que el viento en tu cara
marque tu destino.

Una vez que lo aprendiste
nunca se te olvida
asi son las cosas
en la pista de la vida.

1 comentario:

A tender

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...