lunes, 24 de septiembre de 2012

A las diez de la mañana




¿Habrá especies entre los áboles?
No pienso en las dictadas por la biología
o cualquier otra ciencia del hombre
sino en esa
que es pura de la naturaleza
Si nosotros fueramos árboles
¿seríamos distintos por ser tú del sur y yo del centro?
¿Por ser yo de cerro y tú de bosque?
¿por ser yo una madera más tierna y tú una más fortalecida?
¿séremos tronco o ramas?
quizás yo sea sólo rama, y tú sólo tronco
quizás yo sea sólo hoja, y tú rama
quizás yo sea árbol, y tú raíz
o quizás, no seamos nada
ni tú, ni yo, ni los árboles.
Quizás, sólo seamos esporas de musgo.....



De mi ombligo salen ramas azules
que huelen
a lluvia
de líquen
de un lugar
que no conozco

Se extienden en mi cuarto
tocan la silla
la mesa
los libros
la ventana sin cristales

Salen de mi habitación y se extienden por toda la casa
acarician a mis gatos
tocan más sillas
más mesas
otras ventanas
con vidrios empañados.

Salen de mi casa
se mueven entre carreteras
ciudades
avenidas
y no sé cómo
ni por la voluntad de quién
llegan a tu puerta

Tímidas
tocan a tu perro
tus sillas
tus mesas
tus libros
tus ventanas
/con vidrios llenos de musgo/
tus ojos
tus manos
tus manos
tus manos

y luego se retraen
huyen
regresan a mi ombligo
trayendo consigo
el aroma de tu voz.

¿Séremos madera de distinta especie?
No lo sé
no lo creo

Nuestras ramas se extendieron
en el quinto mes
Nuestro hogar
es la soledad
Nuestro escape
está compuesto de letras
Nuestros árboles-padres
son nuestro dolor
Nuestro corazón
pertenece a un roble
Nuestras manos
se mueven por los mismos propósitos
Nuestra alma
nadie la conoce en realidad.

Las ramas azules me cuentan que te vieron llorar
con un tigre entre tus manos
Y al escucharlas, quisé poder beber tus lágrimas
el tigre ronroneaba en tus piernas
Tuve en ese momento la certeza de que lo único tuyo que tengo es el silencio...
el tigre lamía tus pies, y tú le sonreías, aliviado..... 

2 comentarios:

  1. awww lo del tigre :-3
    muy bonito Yeni

    ResponderEliminar
  2. Oooooh, Yeni, rifadísima. Te lo robo. Me hiciste sentir algo, de prontom más o menos como esto del Bolaño:

    "VI
    Nadie te manda cartas ahora Debajo del faro
    en el atardecer Los labios partidos por el viento
    Hacia el Este hacen la revolución Un gato duerme
    entre tus brazos A veces eres inmensamente feliz"

    y lloro o me megaemociono o me enojo, la creación así súperexplosiva.

    Gracias, morra.

    Otra cosa, armé un poemaro, "Eso que revienta", hay algo de usté.

    ResponderEliminar

A tender

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...